El concepto biocultural de la reserva nace junto con la creación de una organización mexicana sin fines de lucro, denominada Kaxil Kiuic A.C. La visión de la organización es preservar y conservar la biodiversidad, la cultura Maya yucateca y los sitios arqueológicos en la Península de Yucatán. El cuerpo de asociados de Kaxil Kiuic es conformado por mexicanos y norteamericanos; quienes en conjunto con Millsaps College, una institución de educación superior ubicada en el Estado de Mississippi, EE.UU., trabajan con individuos de instituciones de investigación y educación de los Estados Unidos y México.

La RBKK es la primera entidad de su naturaleza en el Estado de Yucatán, su extensión superficial la coloca entre el primer tercio de reservas en tenencia privada en América Latina. Con el apoyo del Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), se han hecho los estudios de impacto ambiental que han permitido el desarrollo del “Plan de Manejo” para el predio. Dicho “Plan de Manejo”, nos permitió registrarnos ante la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) como Unidad de Manejo para la Vida Silvestre (UMA), cuya finalidad autorizada se sustenta en la “Investigación, manejo, conservación y aprovechamiento no extractivo en la modalidad de ecoturismo sin modificar el hábitat”. Adicionalmente, el UMA y su “Plan de Manejo” apoyarán la implementación de un programa de coadyuvancia de conservación con el Instituto Nacional de Antropología y Historia (INAH) de la zona arqueológica de Kiuic.



UBICACIÓN DE LA RBKK.

La RBKK, se ubicada en la parte norte-central de la Península de Yucatán a unos 100 kilómetros al sur de la ciudad de Mérida. En la región de colinas y valles (conocido como Puuc en lengua Maya), surge del deseo de proteger los recursos naturales y culturales contenidos en un predio bajo en régimen de propiedad privada. La reserva se constituye de unas1,642 hectáreas de selva baja y mediana subcaducifolia que incorpora tanto las ruinas de una comunidad precolombina denominada Kiuic , ubicada en el corazón de la Reserva, así como la evidencia de una comunidad que se desarrolló posteriormente al proceso de la conquista.

La conservación de los recursos naturales en Latinoamérica es una estratégia necesaria para el desarrollo sustentable de la región. Comúnmente la custodia y el cuidado de las áreas naturales protegidas están bajo la responsabilidad de los gobiernos; no obstante, es necesario mencionar que la conservación promovida por el sector privado, se encuentra entre las posibles opciones que permitan aumentar la protección en cantidad y calidad de superficies en diversos hábitats, así como de los objetos naturales y culturales en predios no públicos. La Reserva Biocultural Kaxil Kiuic (RBKK) ubicada en Yucatán, México, ilustra esa posibilidad.

Kaxil Kiuic A.C. es una organización sin fines de lucro    LA RESERVA COMO MODELO DE CONSERVACIÓN
DEL PATRIMONIO CULTURAL.

El estado de conservación de la flora en la RBKK permite que sea uno de los recintos de selva tropical seca mejor conservados de la región.

Los recursos culturales precolombinos principales en la reserva se dividan del predio de la Reserva, por una poligonal que encierra el área nuclear de la zona arqueológica en 24 hectáreas. La zona de Kiuic, sitio enlistado en el Atlas de Sitios Arqueológicos del Estado del INAH, caracterizada por su arquitectura cívica y ceremonial en buen estado de conservación, se encuentra ahora bajo la jurisdicción de esa institución.

El predio en torno a la zona arqueológico Kiuic (ahora propiedad legal del INAH) se estableció a raíz del deseo de los dueños anteriores (familia Canul Trujeque) de donar las 24 hectáreas en torno al centro de la antigua ciudad a la figura del INAH. Kaxil Kiuic, A.C., apoyó a la familia Canul en llevar a cabo la donación del predio en 2003.

Esta acción, que dio pauta en la separación formal de los dos predios, fundamenta hoy un nuevo modelo en el manejo de recursos ecológicos y culturales en el Estado de Yucatán. 
   LA RESERVA COMO UN LABORATORIO DIDÁCTICO.

    La Reserva ofrece una oportunidad única para estudiantes e investigadores de explorar la riqueza de uno de los ambientes más importantes en la península.

La selva de la Reserva es entendido mejor desde la perspectiva del desarrollo humano que empezó hace más de 1000 años, y que ha dejado hoy la sucesión forestal actual, misma que refleja la estrategia de uso de los mayas a través del tiempo.

    Desde esta perspectiva, la RBKK, sirve como un “laboratorio viviente” para investigación y educación que involucra a gente de México y de los Estados Unidos. Las actividades de investigación y educación que se llevan a cabo, se hacen no solo para la adquisición e impartición del conocimiento, sino también como estrategias en apoyo al manejo sustentable de los recursos ecológicos y culturales que conforman la Reserva.

Además, La Reserva es un sitio en donde los habitantes de las comunidades Mayas en la región podrán buscar sustentar el sentido de su identidad cultural histórica.  



 "La RBKK, a través de su asociación civil, promueve y participa en un número creciente de proyectos productivos y educativos que contribuyen a elevar la calidad de vida en las comunidades circunvecinas a ella. Por ejemplo, Kaxil Kiuic apoya de manera directa a los miembros de comunidades vecinas en el desarrollo de alternativas de empleo temporal, como trabajadores en los proyectos de investigación en el sitio arqueológico Kiuic."

UN MODELO NUEVO PARA LA CONSERVACIÓN EN EL ESTADO DE YUCATÁN

  • Administración Biocultural
  • Aves de la selva
  • Caminata en sendero por selva maya
  • Sitios arqueológicos de la región Pucc
  • Expedición en bicicleta de montaña
  • Visita a comunidades Mayas
CMS



ANTECEDENTES HISTÓRICAS DE LA RESERVA


    La RBKK se creó tras la compra de 5 parcelas en posesión de los descendientes del Sr. Emiliano Canul Pakab. Las tierras de la familia Canul formaban un predio que habían estado en manos de la familia desde, cuando menos, la segunda mitad del siglo XVIII. Las tierras fueron usadas por la familia para la agricultura de subsistencia basada en maíz, fríjol, chile y calabaza, entre otros productos, el silbo pastoreo de ganado, caza de subsistencia y la tala selectiva de maderas para la construcción de viviendas y la venta en el mercado local y regional. Estas prácticas de subsistencia, juntas con el reducido número de familias residentes en el predio explotando los recursos naturales, se tradujeron en un uso racional de los recursos de fauna y flora en el predio en el último siglo. Este hecho y el haber separado los 24 hectáreas en torno al área central de Kiuic como área de preservación por la familia Canul (hecho motivado además por  la presencia a través de la vigilancia de la zona arqueológica en los últimos 28 años por personal del INAH), ha hecho que la zona arqueológica sea el núcleo natural de conservación en la Reserva. El estado “saludable” de la vegetación en torno a la ruinas y en el predio en general y su conocimiento y respeto de ambas motivó en 1998 al Sr. Mario Magaña Arana, Jefe de Guardianes del INAH en la región Puuc de expresar su preocupación por el futuro del predio al arqueólogo Tomas Gallareta, tras ver que la familia Canal Trujeque ya no tenía tanto interés en trabajar sus tierras. El Sr. Gallareta encontró apoyo para crear un proyecto de compra del predio en su colega y amigo, George Bey, quién promovió en la idea de adquirir el predio con la intención expresa de conservar su selva. En los años siguientes, los señores Gallareta y Bey lograron el apoyo de Millsaps College y Edward y Helen Moyers para la compra de la tierra que hoy conforma la RBKK.

Posteriormente, se consiguió apoyo adicional para darle mayor impulso a la Reserva vía Millsaps College y Jay y Julia Lindsey. Estos antecedentes motivan hoy el deseo de los miembros de Kaxil Kiuic y sus amigos de seguir contribuyendo a futuro en acciones y decisiones que influyen en la conservación de mayores superficies y en torno a los límites actuales de la Reserva.





RECURSOS PRINCIPALES DE LA RESERVA


La RBKK conserva una de las mejores extensiones de selva mediana en el Distrito de Bolonchen de la región Puuc. Los inventarios faunísticos realizados durante el estudio de impacto ambiental del predio revelan que la Reserva contiene la mayoría de las especies de mamíferos conocidos para esta región de Yucatán. En cuanto a su flora, el Biólogo y Taxónomo, Dr. John Hayden de la Universidad Richmond, esta lleva a cabo el inventario florístico en coordinación con personal de los herbarios del Departamento de Biología de Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y la Unidad de Recursos Naturales del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (CICY). Los esfuerzos del Dr. Hayden han arrojado la identificación y registro de 450 especies de plantas vasculares hasta el momento. La UMA ha facilitado que los Dres. Juan Manuel Dupuy Rada y Luz Maria Calva del CICY fomentan un importante proyecto a mediano plazo que estudia la ecología de la sucesión forestal de la selva de la Reserva. Además, nos han apoyado los Sres. Juan Chablé (UADY), Bárbara MacKinnon y Miguel Méndez en la realización de un listado de avifauna que registra la presencia de más de 140 especies de aves en predio.

Los recursos culturales arqueológicos e históricos dentro de la Reserva son abundantes. El sitio arqueológico de Kiuic se ubica en el centro de la Reserva. Este data de 600 a.C. a 100 d.C., se extiende sobre las colinas y valles por varios kilómetros en torno los edificios de mampostería que conforman el núcleo central. El sitio arqueológico de Kiuic es un componente importante del estudio regional de la historia precolombina de las Tierras Bajas Mayas del Norte. El estudio del sitio de Kiuic se lleva a cabo por los arqueólogos Tomas Gallareta Negrón (Centro Regional INAH), George Bey (Millsaps College) y Bill Ringle (University of North Carolina), su enfoque regional dará una importante visión de la presencia del hombre y su relación con el entorno en esta parte del mundo de los antiguos mayas.  

Otro componente histórico importante de la RBKK gira en torno a las ruinas y la memoria viva de la comunidad de San Sebastián. Conocido también por algunas personas como Rancho Kiuic, la comunidad fue fundada, cuando menos, hacia mediados del siglo XVI y se ocupó hasta la década de 1950. Esta comunidad se formó en la periferia de la sociedad colonial y moderna Mexicana como una comunidad autóctona, dirigida por caciques mayas. Fue en la comunidad de San Sebastián, donde los viajeros John Lloyd Stephens y Federick Catherwood se alojaron mientras exploraban e ilustraban las ruinas de Kiuic en 1840. Sus impresiones e ilustraciones publicados en su popular “Incidentes de Viaje en Yucatán” (Incidents of Travel in Yucatán) dieron a conocer por primera vez al mundo occidental del siglo XVII aspectos importantes sobre los antiguos mayas, sus descendientes y los descendientes de quienes los habían conquistado apenas unos siglos antes. Otra aportación importante al conocimiento de los mayas del siglo XVII en San Sebastián y Yucatán en general que se da en el libro gira en torno a aspecto del ambiente natural, cultural y económico del aquel entonces.





HACIA EL FUTURO


Es en proximidad al pozo artesanal que proveía de su líquido vital y del árbol de la vida, la Ceiba, que fue sembrado por los a los antiguos habitantes de la comunidad de San Sebastián, que los miembros de Kaxil Kiuic, A.C. decidieron concentrar la inversión en su proyecto de conservación y preservación del patrimonio natural y cultural de la Reserva. Para darle vida al proyecto, se ha construido nuestro Centro de Investigación y Aprendizaje, mismo que da la infraestructura para albergar las actividades de investigación, educación y ecoturismo que se practica en su entorno.

La RBKK es un escenario único en el que el valor de la conservación puede ser demostrada de manera eficaz a estudiantes locales e internacionales. Su Centro es la plataforma desde la que se promoverán actividades y nociones ecológicamente amigables que puedan llegar a ser una manera de vivir para los participantes de sus programas. Las instalaciones educativas del Centro son un punto de convergencia para participantes dentro de y afuera de la Reserva. Sus propias tierras y selva contribuyan con los elementos para la investigación sobre la información base y el potencial de la biodiversidad de la Reserva. La actividad eco turística en la Reserva abrirá nuevas posibilidades de participación entre individuos de comunidades locales en acciones económicamente apropiadas para la región. Además, para darle mayor valor agradado al entorno natural y cultural del paisaje regional, hemos desarrollado en conjunto con la Reserva Estatal, San Juan Bautista Tabi (Área Natural Protegida con valor Cultual y Escénico), una propuesta para unir las áreas bajo nuestra protección mediante la creación de un corredor.

La propuesta, llamada “Corredor Ecoturístico”, esta ideada para darle conectividad biológica entre las dos reservas mediante el rescate de un camino histórico que unía los dos sitio durante el período de la Colonia. Por otro lado, la propuesta pretende fomentar una actividad económicamente viable a la región tras el uso de la vía para fines de turismo de bajo impacto en una parte del Estado que se caracteriza por la presencia de ruinas Mayas declaradas Patrimonio de la Humanidad (ejem., Uxmal, Kabah, Sayil, Xlapak y Labná) y una cobertura forestal en buen estado de conservación. A la vez, buscaríamos mantener la actividad en RBKK dentro de un marco de desarrollo sustentable comunitario-regional, a través de acciones y programas emprendidas desde nuestro Centro de Investigación, Educación y Ecoturismo. El Centro nos permitiría intensificar la aplicación de nuestros principios de conservación, en base a la información de la calidad, al poder ofrecer a investigadores interesados en contribuir al conocimiento científico de los sistemas biológicos y culturales que ofrece la RBKK y las comunidades Mayas aledañas a ella, un sitio apto de donde llevara a cabo sus investigaciones. La actividad ecoturística en torno a la Reserva proveerá recursos necesarios para perpetuar el proyecto, a la vez de abrir nuevas alternativas económicas a miembros de las comunidades cercanas como guías y con artículos de consumo para los visitantes.

Actualmente hemos promovido un estudio que determine el potencial turístico de algunos de los municipios que conforman el área de influencia (Ticul, Oxkutzcab y Tekax), Los resultados originaron información valiosa de las actividades que hay que realizar para poder generar un turismo de naturaleza que sea competitivo y de la necesidad de que los municipios empiecen a ser actores importantes en el desarrollo de esta actividad económica, al respecto la infraestructura y logística implementado en la RBKK pueden servir de modelo para el desarrollo de otros sitio que según el estudio tiene potencial turístico pero que por algún motivo no han podido sobresalir. El hallazgo más importante es poder definir la necesidad de llevar a cabo una articulación productiva entre los actores involucrados en esta actividad.

La biodiversidad y las profundas raíces históricas hacen que la RBKK sea un sitio auténtico y globalmente relevante en el que, quiénes se interesan en el legado de los mayas, pueden sumergirse en su selva y cultura. Conocer al mundo de los mayas de ayer y hoy no solo es una experiencia relevante, sino también es una oportunidad de aprender algo acerca de nosotros mismos y de nuestro potencial para el futuro.